Marcos Castro, 31. Mayo 2017

Visitando el museo suizo del transporte en Lucerna.

En la ciudad suiza de Lucerna se encuentra un gran museo donde se puede disfrutar tanto de trenes, aviones, coches, barcos, submarinos como otros tipos de transportes especiales y poco comunes.

En la parte dedicada al ferrocarril podemos encontrar una amplia variedad de trenes reales, trenes a escala, maquetas H0 de paisajes suizos, simuladores y una exposición sobre el túnel del Gotardo entre muchísimas otras actividades.

Tan solo entrar hay tres simuladores ferroviarios distintos en los que puedes conducir un tren por rutas famosas suizas a elegir. ​

El primer simulador es de un RABe 535 «Lötschberger» de la compañía BLS. Seguidamente uno de la SBB con una locomotora Re460 con una composición de IC2000. Por último, otro simulador de la RhB en el que el tren es un Allegra (Abe 8/12) y puedes recorrer las rutas patrimonio de la humanidad entre Chur, St. Moritz y Tirano.

En la planta superior se encuentra una maqueta réplica de la rampa de acceso norte al Gotardo entre Ertsfeld y Wassen a finales de la década de 1950. Tiene un total de 350 metros de vías en las que pueden circular un máximo de 16 trenes a la vez. Una curiosidad de esta maqueta es que esta programada para que se active y funcione en momentos concretos y así los trenes circulen durante 8 minutos hasta la próxima hora.

Distribuido por la zona de exposición de trenes reales podemos ver diferentes vitrinas con reproducciones trenes clásicos que circulan o han circulado por las líneas de ferrocarril suizas. Desde un tren cremallera del ferrocarril de Rigi hasta una moderna locomotora Ge 4/4 III de la RhB.

Por el mismo espacio, encontramos una larga pared en la que a través de pantallas con contenidos audiovisuales podemos descubrir curiosidades y secretos sobre el túnel del Gotardo como su historia, el proyecto, la construcción, todo esto explicado en cuatro idiomas; alemán, francés, italiano e inglés. Al otro lado de la exposición, hay una muestra de los diferentes tipos de roca que se extrajeron durante la construcción del famoso túnel.

Además, en la zona exterior del museo, destaca un replica de una parte del túnel en la que se puede ver de cerca los elementos que lo componen, cables, catenaria, sensores, cajas de información, etc...

También en la zona exterior hay un tren de jardín de escala 5 pulgadas que hace un recorrido por un circuito en las instalaciones. Tienen diversas locomotoras a vapor y eléctricas. En el día de mi visita utilizaron una replica de un Re 460 de la SBB. Cabe destacar que la estación del pequeño tren fue construida con la colaboración de SÖB (Schweizerische Südostbahn AG) y es la replica de una real.

Y por último, lo más importante. La extensa y variada exposición de trenes que hay repartida por el museo. Trenes, tranvías, vagones y coches de pasajeros de todas las épocas y clases. Eso sí, todos suizos.

📍 Luzern, Schweiz.